Qué retos llegarán al digital workplace en 2020

Ya hemos explicado anteriormente lo que para nosotros es el digital workplace. Y ahora que cambiamos de década compartimos aquí los principales retos que deberán asumir los organizaciones en sus entornos de trabajo digitales a partir de 2020. ¿Qué tecnologías se incorporarán? ¿Cuáles serán las expectativas de los nuevos empleados? Aquí damos nuestras predicciones sobre las tendencias que dominarán el 2020 y los años venideros.

El entorno de trabajo digital deberá estar más unificado y especializado.

Con la llegada de herramientas más específicas, uno de los retos más recientes de la transformación digital es asumir una visión más holística desde la cual coordinar procesos y conectar fuentes de información.

Estrategia digital holística

En la parte estratégica, ya hemos hablado de como nuestra metodología Scope Interaction Mapping aporta una visión completa de la experiencia digital del empleado. Herramientas de este tipo han de incorporarse al toolbox de los equipos de transformación y de RRHH para liderar la digitalización.

Tecnología integradora

Desde el punto de vista tecnológico, si bien las API ya son el nuevo USB, aún son muchas las aplicaciones que no cuentan una API estandarizada, o si la tienen, no está bien desarrollada. En 2020 la conexión vía API se debe convertir en un commodity y debemos contar con un equipo capaz de conectar todas nuestras herramientas digitales. Así podremos trabajar con herramientas específicas (y no una herramienta genérica transversal) incluso para cada departamento o necesidad. Sin perder eficiencia o dispersar la información.

Este hecho, junto con la aparición de herramientas integradoras, como por ejemplo Adenin, un chatbot que se conecta a las diferentes herramientas del digital workplace, supone que las empresas y departamentos tendrán mayor libertad para trabajar con las herramientas más apropiadas para su trabajo.

Incorporación de la generación Z

En 2020, el 24% de los trabajadores pertenecerán a la Generación Z. Y en los años venideros, al retrasar la edad de jubilación, estarán conviviendo 4 generaciones de trabajadores que tendrán que colaborar en el digital workplace.

Será necesario aprovechar las diferentes cualidades de cada generación y responder a sus distintas necesidades. Acortando las reuniones, impulsando la colaboración y dejando espacio a proyectos de desarrollo personal.

Todo sin olvidar que los recién llegados, la generación Z, tendrá altísimas expectativas respecto a las herramientas digitales al haber crecido con plataformas extremadamente cuidadas respecto a la experiencia de usuario: Netflix, Amazon o Google. Las cuales compiten, en expectativa al menos, con tu digital workplace.

Transparencia y cercanía

Estas nuevas generaciones de empleados demandarán una cultura corporativa cada vez más transparente. Querrán conocer las motivaciones, las acciones y el rol que tiene la organización en la sociedad. Según Clear Company, empresa de gestión de talento las empresas dónde los empleados cultivan un alto nivel de transparencia rinden mejor.

Esta transparencia debe ir más allá de que la dirección comparta estrategia, resultados y objetivos. Sino que debe trasladarse a empleados y equipos. Eliminar el miedo o las barreras a compartir éxitos, dificultades e incluso fracasos. Para que toda la organización pueda aprender de ellos.

Un digital workplace que impulse la transparencia hará que las herramientas de business intelligence no se limiten a perfiles directivos. Habilitando el uso de dashboards y herramientas de información a un mayor número de empleados.

Este cambio también hará que las redes sociales corporativas y las plataformas de comunicación interna continuarán ampliando su adopción, pues serán cada vez más necesarias para adquirir una cultura realmente transparente.

Chatbots y asistentes de voz en el espacio de trabajo

Tras la aparición de Siri en 2011, el mercado de los asistentes virtuales ha ido madurando para realizar tareas incrementalmente más complejas. Si bien su reputación se ha visto manchada por recientes episodios relacionados con la privacidad de las conversaciones.

Esta será principalmente la mayor barrera para la adopción de asistentes virtuales en el entorno de trabajo. Ya que puede crear un clima de paranoia entre los empleados: ¿Nos espía RRHH durante las reuniones? ¿Puedo criticar a mi jefe si tengo un altavoz escuchando mis conversaciones?

Iniciativas como el acuerdo de We Work con Amazon para implementar Alexa en sus instalaciones no tuvo un buen arranque, pero Amazon asegura que internamente el uso de Alexa se ha disparado. Y es que a medida que su uso se normaliza en el mercado doméstico los empleados terminarán por echarlo de menos en la oficina.

Otros ámbitos laborales en los que los asistentes de voz pueden ayudarnos pueden ser:

Debemos tener en cuenta que para implementar un asistente de voz se necesita un nivel muy maduro del digital workplace. Primero tecnológicamente, ya que estos aprenden y se alimentan de la información corporativa. Y segundo, culturalmente, pues los empleados deben estar abiertos a utilizarlos con normalidad.

Consultoría para impulsar tu digital workplace

El digital workplace es el motor de la transformación digital. Atrás quedaron las viejas intranets que deben sustituirse por ecosistemas integrados que impulsan la eficiencia, tu atractivo como empleador y la conexión con el empleado.

Si necesitas impulsar tu entorno de trabajo digital en Knowdital podemos ayudarte. Consulta nuestros servicios de consultoría con los que ayudamos a adoptar nuevos entornos digitales.






Digitalización sin postureo

Hemos ayudado a realizar una transformación real a...